Duarte-Yunes: tres años de impunidad

En la primera semana de julio Cuitláhuac García Jiménez cumplió tres años de haber expulsado a los megalómanos del PAN del Palacio de Gobierno. Sólo estuvieron dos años en la minigubernatura pero, cómo hicieron daño con la corrupción e inseguridad pública. El novel e imberbe catedrático con licencia de la Facultad de Ingeniería Mecánica Eléctrica de la UV prometió el oro y el moro con la conquista de la gubernatura de Veracruz, pero una vez sentado en la silla real se olvidó de las promesas, compromisos y ofrecimientos que hizo a los veracruzanos. En tres años creció la impunidad, la tolerancia, el nepotismo, los dobleces, el jineteo de los dineros públicos y la cerrazón con la sociedad civil y una parte de los partidos de oposición. El diálogo sí, pero sólo con la “burbuja del poder”. Cada día que pasa de su mediocre sexenio se hace patente la frase “perdón y olvido” -el que pidió AMLO a los colectivos de personas desaparecidas para el crimen organizado-, porque la justicia no ha tocado ni con el pétalo de una rosa a su antecesor Miguel Ángel Yunes Linares, quien dejó también un cochinero en el gobierno de Veracruz.

Leer más

Veracruz, el infierno electoral

La crisis del estado de derecho en Veracruz es grave ante la complacencia de la Secretaría de Gobernación y pasividad del profeta imperial de Palacio Nacional. Veracruz tiene rato que está en llamas, como una estampa Rulfiana —El llano en Llamas, de Juan Rulfo, publicado el 1 de septiembre de 1953—, la injusticia social, la corrupción, el nepotismo, el cuatachismo y el tráfico de influencias son el pan de cada día de la maltrecha sociedad civil. Arrepentidos, sí, por haber votado por el cambio partidista en Veracruz y el país; el cambio fue y ha sido para la avaricia y desdoro de la “nueva clase política” de Morena, el partido gobernante, en contra de los ‘caídos’ y de los ciudadanos de a pie. Veracruz estaba y está herido de la hidra de corrupción y de la partidización del estado de derecho que heredaron los gobiernos priistas de Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte y del panista Miguel Ángel Yunes Linares —La justicia denegada, del investigador Alberto J. Olvera, publicado en agosto de 2018—, el cambio agudizó el intríngulis político.

Leer más

El fracaso y el surrealismo de la pandemia

No cabe duda. México continúa siendo un país surrealista. Desde el principio del brote de la pandemia se vio la perversidad de los estrategas del esquema sanitario y la minimización contra viento y marea de los daños colaterales que ha causado el mortal virus. El gobierno de AMLO se equivocó desde el inicio de la enfermedad del siglo. Tozudo y obcecado se burló de los expertos, tanto de quienes fueron titulares de la Secretaría de Salud en diferentes sexenios, como de virólogos y epidemiólogos del sector privado que, por su experiencia, podían aportar luz en el difícil camino del túnel de la crisis de la pandemia. Obrador y su testaferro, el zar del Covid-19, Hugo López-Gatell, mandaron al diablo a los voluntarios que hicieron entrega de un amplio estudio para reducir el número de víctimas y contagios por la mortal patología, que a la fecha rebasa más de 2 millones 286 mil contagios y 210 mil muertes. Pero no sólo mandó a los expertos del sector salud a los terrenos profanos de los siete príncipes del infierno, sino que desestimó sus aportaciones para frenar los avances del coronavirus, enviándolos su egocentrismo al centro de la invisibilidad y del ostracismo.

Leer más

Ricardo Ahued: doblegado por el canto de las sirenas

El canto de las sirenas acabó doblegando el espíritu indomable, soberano e independiente del afable senador por Morena, Ricardo Ahued Bardahuil, para dejar inconcluso su escaño e ir en pos de la alcaldía de Xalapa, actualmente en poder de Morena con Hipólito Herrero Rodríguez. Es efectivamente, por donde quiera que se le vea, el mejor prospecto y el mejor posicionado en las preferencias del electorado, del reducido abanico de personeros de Morena, para retener la Presidencia Municipal por Xalapa en la capital del Estado. Este proceso federal y local que se junta en las aguas del océano electoral para atestiguar la gran batahola partidista intermedia de 2021, hay que decirlo con franqueza, los bonos de la dirigencia estatal de Morena no pasan por el mejor momento de su corta, cortísima historia como partido político. Su éxito o fracaso pende de un hilo, la unificación de sus tribus, del encono, confrontación o de escenarios sombríos como la noche de los ‘Cuchillos largos’, o en el mejor de los casos, recapitulando la torva maquinación romana de los ídus de marzo. No es, por supuesto, una exageración.

Leer más

Cazarín: La emboscada

No tienen escrúpulos los líderes de la bancada de Morena de la LXV Legislatura local con los correligionarios que le han hecho sombra al gris y mediocre titular del Poder Ejecutivo. Las emboscadas tienen rastro y autoría. En 25 meses, la fracción mayoritaria del cuerpo legislativo, bajo la mano del anodino líder Juan Javier Gómez Cazarín, ha llevado al Poder Legislativo a una de las peores crisis de credibilidad, escepticismo, sumisión y corrupción. El saqueo de los dineros públicos de la LXV Legislatura local, en diferentes rubros, no tiene límites de la élite incondicional que encabeza Cazarín, que en algunos casos irán a parar a campañas electorales de sus candidatos privilegiados y, en otros, a su abultado peculio personal. Los bucaneros o filibusteros de Morena desde que arribaron al poder público no se han caracterizado por su mediana honradez juarista, implacable rectitud, humildad y deontología. Son la antítesis de buenos deseos quiméricos del lema obradorista de “no mentir, no robar y no traicionar (sic)”.

Leer más

FGR: Karime, extradición o fracaso

En las próximas dos semanas -el lunes 16 de noviembre-, Veracruz estará en los reflectores del país, si no ocurre o se registra algún suceso más importante, con la controvertida extradición de la exprimera dama del Estado y excónyuge del exgóber Javier Duarte, acusada por la desviación de 112 millones de pesos del DIF estatal cuando estuvo al frente. Karime Macías Tubilla desde la aprehensión de Javier Duarte en 2018, negociada con EPN en Guatemala, según Duarte, salió como Pedro por su casa, con sus hijos y su hermana. Ninguna autoridad le impidió que tomara el vuelo de Guatemala-México-Londres. Se hizo patente el manto protector del gobierno de EPN, al igual que el cúmulo de denuncias de la ASF, que se apilaron, en contra de la administración de Javier Duarte, “el representante de una nueva generación de políticos”, según lo definió el propio Peña Nieto en 2012 en su gira proselitista por Xalapa.

Leer más

La metamorfosis sobre la Casa Veracruz

Rituales universales. A un año y nueve meses los morenistas encabezados por Cuitláhuac García acabaron tragándose sus propias palabras sobre el uso oficial de la Casa Veracruz. Fueron víctimas de su propia sevicia. Todas las prácticas, rituales, prédicas, cooptación y pactos en los drenajes del poder público que utilizaron el PAN y el PRI en el gobierno fueron anatemizadas por el nuevo gobierno morenista de Cuitláhuac García, acabaron abrazándolas para hegemonizar el poder público y partidista. Hasta ahora el corte de caja para el pupilo del catequista de Palacio Nacional en Veracruz, es abrumadoramente negativo, pírrico, desolador. ¡Un fracaso de gobierno!

Leer más

El Aniversario de 12 Horas en tiempos de cólera: No claudicar

Difícil pero no imposible. Hemos pasado por todos los avatares del universo periodístico, como es natural en el rejuego del ajedrez de la vida, para cumplir y cumplirle a nuestros lectores el derecho de estar informado del acontecer diario sin tabúes de ninguna especie, dogmas, ideologías u oligarquías. Nuestra misión ha sido desde que fundamos 12 Horas de Veracruz -primero en papel impreso, que por ajustes financieros tuvimos que suspender hasta nuevo aviso, y luego en el desafiante mundillo digital-, servir sin condiciones a nuestros lectores en los Mass Media (Medios de Comunicación de Masas, en español). La información debe ser diáfana y cristalina, sin obstáculos, sin rodeos o sombras de perversidad que oculten la verdad por cruda que sea, de acuerdo al Derecho a la Información, consagrada en el artículo 6o. constitucional.

Leer más

La demagogia de la cuatroté: involución social

Desde tiempos inmemorables la demagogia ha sido utilizada por los gobernantes en turno para manipular, distorsionar, ilusionar, ofrecer utopías, panaceas, prometer, incumplir, descalificar, satanizar y desacreditar al oponente. Al adversario, por ejemplo, la cuatroté, lo llama conservador, fifi, mercenario, neoliberal, mafia del poder y radicaliza su posición: “estás con la cuatroté o en contra (…)”. Y al crimen organizado, que tiene el país de cabeza, con el Jesús en la boca, con ríos de sangre, es magnánimo: “Abrazos, no balazos”. Los delincuentes tienen derechos, hay que “cuidar sus derechos humanos”. En la persecución de las mafias de la drogas “no habrá matanzas”. “Eso se acabó”, coronó el catequista y fundador de la cuatroté. Donde gobierna la cuatroté, el crimen organizado mantiene a los estados sobre la pared, de rodillas y rebasados, en un estado disfuncional. En Veracruz, el discípulo del catequista tropical aplica el mismo método que su patrón, aunque matizado.

Leer más