El poder de no poder. Exigir servidores que sirvan

De innumerables formas, la exigencia se expresa y hace presente. 130 millones de mexicanos cuentan y, aunque no se crea, se hacen sentir, con presencia o ausencia, con participación o pasividad, con exigencia o desinterés, con ser o no ser responsables y activos, de la presencia y resultados de sus gobiernos. ¿Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen? Cifras sencillas, indicadores simples. Más de medio millón de fallecimientos pandémicos; casi cien mil homicidios acumulados en los últimos años; se habla de 70 millones de pobres y que los miserables aumentan; y además, inocultable impunidad y creciente corrupción.

Leer más

La nueva realidad

No, no es posible seguir pensando que vamos a regresar a la vieja “normalidad” que padecimos y conocimos; y que, en múltiples formas, aún vivimos. Muchos retos y problemas sociales y gubernamentales aumentan, se complican y afectan a las mayorías. Imposible ignorar el crecimiento de la inseguridad, con los delitos en aumento sobresaliendo los homicidios. Le siguen otros, como corrupción e impunidad. Y desde luego, preocupa mucho, que a la cuestión de la economía no se le entiende y atiende, bien y a tiempo, de acuerdo a sus nuevas y viejas expresiones. Economía, monetaria, fiscal y laboral; creación de empleos, sueldos, salarios y prestaciones; el más sobresaliente programa de los pobres, las importantísimas remesas; así como gasto oficial e inversión pública, exportaciones e importaciones.

Leer más

Inocultables crisis de la universidad pública

No se nace humano. Se nace como lo que somos, parte de la zoología del planeta. En principio, todos y cada uno, somos ni más ni menos que animales; con la distinción de que, además, somos proyectos, ya que lo humano se gana y alcanza, se sostiene y fortalece, con el esfuerzo individual y colectivo. Empieza, en el plano familiar y sigue en otros tantos de lo social. Prácticamente, se puede decir que se tiene toda una vida, para aprender a ser y, sobre todo, llevarlo a la práctica cotidianamente.

Leer más

Presente negado, futuro cancelado

Los actuales, son tiempos de hablar con la verdad, identificar causas y razones, de las adversas condiciones del hoy y los enormes retos del mañana; y, de denunciar responsables y culpables, y de señalar beneficiarios y perjudicados. ¿De qué otra forma superaremos los problemas y saldremos de las crisis? Presentes y futuras generaciones exigen se respete su existencia; defienden sus derechos y libertades; y expresan su ansia de vivir, de satisfacer sus necesidades, de desarrollarse y realizarse como seres humanos. Perciben, viven y padecen con claridad e intensidad, causas y razones, consecuencias y alcances. Por eso rechazan la realidad impuesta y soportada, llena de limitaciones y sacrificios interminables. Cuestionan y no aceptan, organizan y promueven el cambio.

Leer más

4t, ¿el rompecabezas?

Lo ideal, desde siempre, es comprobar la transformación de la esperanza, en realidad concreta y presente. De ahí que la pregunta que se repite y repetirá, es probar y comprobar aciertos y avances, así como errores y pérdidas. Para ello, es necesario comprobar si lo dicho es hecho, cuáles son los principales logros o fracasos; y cuáles los pendientes o ausentes. Hacerlo es parte de nuestras libertades y derechos; y también, del necesario control y orientación ciudadana, de todos los ámbitos de gobierno y sus instituciones. Hacerlo, hay que decirlo, no es fácil, ni rápido y tampoco, exento de dificultades y problemas.

Leer más

Urge más y mejor democracia

Participar y evaluar, todo y a todos. Elegir y revocar. Reconocer y estimular, o denunciar y sancionar. A cada gobernante y servidor público ponerlo en su lugar. Imprescindible saber y entender lo que significa y pretende la democracia, como organización política y social, que define y sostiene un sistema de gobierno. Perjudicial y lamentable apoyar o negar lo que no se sabe, ni entiende; y peor, respaldar y practicar deformaciones, malentendidos, o lo que es su negación, parcial o total.

Leer más

De orígenes de la nación y los tratados de Córdoba

Sobran razones para celebrar y recordar la magnificencia de quienes en Córdoba, albergaron e hicieron posible, concretar objetivos y esfuerzos de muchos que, por años, intentaron hacer realidad el nacimiento de la nación mexicana. Bien se sabe, que fue hasta ese 24 de agosto de 1821, que pasaron del combate a la pacificación, del enfrentamiento a la unión, en un gran proyecto que hoy se le conoce como México, país libre y soberano. 200 años después, hay que recordarlo y decirlo, porque este singular hecho, se ha incorporado a la Historia. Es ya punto de referencia, para celebrar y recordar, para renovar aspiraciones y compromisos. Si el tratado es culminación, Córdoba es espacio de realización.

Leer más

Por una nueva democracia

El cambio sigue y no se detiene, afecta y transforma demasiados aspectos y crea la nueva realidad. Individuo y sociedad, son al mismo tiempo sujetos y objetos de las acciones que se emprenden, de lo que se haga o deje de hacer. Instituciones desaparecen, otras surgen y se establecen. Muchas más, persisten, evolucionan y se adaptan, se innovan y fortalecen. Una de ellas es la Democracia, que se define y caracteriza como forma de organización social y de gobierno, basada en la contribución y participación individual. Los derechos y libertades de las personas, concurren y definen decisiones y tendencias.

Leer más

Para más y mejor democracia, empezar por evaluar y fiscalizar a todos

Concluyes y te vas. Se acabó, a menos que tengas pendientes que probar y justificar. A propósito. Muchos de los que salen, son ya popularmente conocidos como, “los jibaritos”, porque “salen locos de contento con su cargamento para…”. El cambio llega, y afecta la realidad. La ley no puede ser letra muerta, ni simulación sistemática de encubrimiento e impunidad. Así de simple y sencillo. Imprescindible evaluar todo y a todos; obligatorio hacerlo con objetividad y basados en resultados. Derecho y Justicia como bases. Nada de hacer lo que se acostumbra, de dejar hacer y dejar pasar; necesario saber que se deja y que se recibe.

Leer más

Consulta, símbolos y mensajes

La anunciada y esperada consulta se realizó, en la fecha y forma oficialmente decididas y a cuenta de recursos públicos, tan escasos como importantes para la población que los aporta. Más allá del acierto y los evidentes errores. Es conveniente analizar las múltiples implicaciones. Hay y habrá múltiples opiniones al respecto; habrá que considerar todas. Tanto las del ciudadano común, como las de especialistas y estudiosos de la consulta. Continuar con el esfuerzo, más allá de lenguajes técnicos y expresiones sofisticadas, fortalecer estos mecanismos, como forma de diálogo y conocimiento de la representación y el poder público.

Leer más