Sindicalistas petroleros disidentes van a sacudirse del líder “charro” de Deschamps    

  • Pitágoras Cruz Salaya, líder de Petromex dijo que se sumarán los esfuerzos de los que daban pelea a Deschamps y que no podían actuar por miedo

 

La residencia de súper  de lujo del líder “charro” petrolero, Carlos  Deschamps. Foto: Archivo / Ilustración  

REGENERACIÓN / CDMX., 4 de diciembre de 2018.- Sindicalistas conformaron un nuevo sindicato llamado Petroleros de México (Petromex) que tendrá el propósito de quitar del poder a Carlos Romero Deschamps de quien todos sospechan se ha enriquecido de manera ilícita usando su cargo.

A Deschamps, quien dirige Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1993, lo “aborrece” al menos el 80% de los sindicalizados pues “nunca ha rendido cuentas de las riquezas que ha generado el sindicato”, expresó Pitágoras Cruz Salaya, líder de Petromex y exrepresentante de la sección 48 de Chiapas, de acuerdo con Proceso.

Este nuevo sindicato “está esperando el nuevo paradigma sindical para terminar de debilitar a un monstruo”, expresó, y añadió que unos cuantos han sido responsables de llevar a cabo prácticas deshonestas, entre las que también se cuentan “los acosos sexuales, los atentados y las violaciones a los derechos laborales”.

Cruz Salaya aseguró que Carlos Romero “quedará abandonado” y por ello tendrá que dejar el liderazgo del sindicato.

De acuerdo con Proceso, Cruz Salaya dijo que fue electo durante una asamblea en la que se votó de manera libre y secreta.

Además su comité nacional estará conformado por todos los secretarios generales, representantes de las regiones petroleras del país, quienes fueron disidentes contra la administración de Carlos Romero.

Agregó que la decisión de lanzar el nuevo sindicato inició tras las declaraciones del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en las que garantizó que habría democracia sindical al ser la base trabajadora la que decida el destino del sindicato.

Dijo que se sumarán los esfuerzos de los que daban pelea a Carlos Romero “y que no podían actuar antes porque no había garantías de leyes, porque había un miedo grande”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.